En 2015 la temperatura aumentó, a tal grado, que partes del Polo Norte se descongelaron y la sequía que se abatió sobre California llegó a extremos de zonas desérticas

Qué le va a pasar al clima en 2016
Si te has preguntado qué demonios es lo que sucede al clima en el mundo, aquí podrías encontrar algunas pistas.

Tras un 2015 con altísimas temperaturas, tormentas extremas, inundaciones por todo el planeta, tornados, huracanes, sequías y más, el clima para el 2016 se anuncia como más extremo e impredecible aún.

El pasado año fue más caliente del que se tiene registro.

La temperatura aumentó, a tal grado, que partes del Polo Norte se descongelaron, la sequía que se abatió sobre California llegó a extremos de zonas desérticas, y lugares que normalmente veían heladas en los meses de invierno, vivieron temperaturas inusualmente cálidas. Hizo tanto calor en diciembre que las ardillas en el Reino Unido engordaron de forma anormal.

Las predicciones meteorológicas para 2016 presentan un panorama aún más desalentador. El fenómeno de El Niño (aumento de la temperatura del agua superficial en el Océano Pacífico Sur), agravado por los efectos del cambio climático, intensificarán el caos meteorológico durante la primera mitad del año.

Sin embargo, lo peor probablemente ocurrirá si antes de que termine el año llega ‘La Niña’ (enfriamiento brusco y a mayor escala de la temperatura del Océano Pacífico Sur). Si la temperatura oceánica enfrenta otro fenómeno, los expertos predicen el doble de huracanes para este año que, además, serían mucho más intensos y devastadores.

De hecho, el primer huracán del año, Alex, se formó en el Atlántico, y es la primera vez desde 1955 que se reporta una tormenta de este tipo desde enero.

Estos cambios también podrían aumentar el número y la intensidad de los tornados, aunque no todos los efectos del cambio climático son tan perceptibles a simple vista.

Si llega ‘La Niña’ será terrible para las cosechas”, dice Stefan Vogel, analista para Rabobank International. “El clima seco y caliente podría impactar negativamente la producción de maíz y soya, especialmente en Estados Unidos”.

Para este 2016 se espera que la primavera empiece antes que la fecha marcada durante los últimos 20 años, provocando más y peores alergias y ataques de asma entre la población. Esto, combinado al incremento de la contaminación, resultará en un año difícil para las personas con estos y otros padecimientos respiratorios.

Fuente: excelsior.com.mx